#DeDirectorAGenio: Hayao Miyazaki

Este mes inauguramos nuestro espacio ‘De director a genio’, un apartado de Etéreo Mx para conocer más de cerca a los directores de cine que han marcado un antes y un después con su trayectoria fílmica.

Para nosotros es un verdadero placer iniciar esta nueva etapa de la revista reconociendo el trabajo de un gran artista, el Maestro Hayao Miyazaki.

Hayao Miyazaki Etéreo Mx
Hayao Miyazaki nació en Tokio, Japón el 5 de enero de 1941. La historia de su vida es sin duda su principal fuente de inspiración, y quizá por eso el éxito de sus películas, pues cada pieza resulta cercana a él, es honesta y profunda.

Su padre era director de Miyazaki Airplane, una empresa dedicada a la fabricación de timones para los aviones de combate A6M que se usaron durante la Segunda Guerra Mundial. De ahí la fascniación de Miyazaki por querer surcar los cielos, misma que refleja en todas sus películas, en donde aparecen aviones (‘El viento se levanta’, 2013), seres (‘El viaje de Chihiro’, 2001) o artefactos (‘El castillo ambulante’, 2004) que llevan al protagonista a volar.

Se levanta el viento_ Hayao Miyazaki

Así mismo, la enfermedad que llevó a su madre a estar en cama durante ocho años, también tuvo un fuerte impacto en su vida, lo cual podemos ver reflejado en la película ‘Mi vecino Totoro’, 1988.

Totoro de Hayao Miyazaki_Etéreo Mx

Papel, lápiz, sacapuntas y una mente creativa y soñadora han traído a la pantalla historias originales, únicas, de esas que revelan un nuevo mensaje cada que las ves. Cargadas de emoción así como de seres espirituales y creaturas extrañas, las obras de Miyazaki han logrado llevar con maestría un puñado de tradiciones japonesas dentro de historias universales que logran conectar sin importar la región del mundo en donde se vean.

El viaja de chihiro_EtéreoMx

Y aunque muy pocos se atreverían a negar que el talento nació con él, su carrera no se construyó de la noche a la mañana.

Fue en la preparatoria en donde, después de ver la película animada ‘El cuento de la serpiente blanca’, quedó prendado de las artes y pese a graduarse de la universidad como economista, su gusto por el anime y el manga lo llevaron por un camino diferente.

Así, a los 19 años de edad entró a trabajar como intercalador en Toei Animation. Su trabajo consistía en hacer los dibujos que representaban el movimiento entre una posición clave y otra.

Pese a que su puesto limitaba su creatividad, le sirvió como escuela práctica y gracias a su talento poco a poco logro adquirir mayores responsabilidades, hasta que ocho años después le encargaron la dirección de 14 episodios de la serie Lupin III, historia que 11 años después, a los 38 años de edad, retomaría al dirigir ‘Lupin III: El castillo de Cagliostro, su primera película.

‘Lupin III: El castillo de Cagliostro de Hayao Miyazaki

Pero antes de llegar a dirigir un largometraje, Miyazaki trabajó en el primer episodio de Los Moomin, en el diseño y continuidad de Heidi, y en la dirección de la serie completa de Conan, el niño del futuro.

Durante ese tiempo Miyazaki conoció a dos personas importantísimas en su vida, Akemi Ota, quien ahora es su esposa, e Isao Takahata.

Miyazaki e Isao pronto hicieron una mancuerna sin presedentes. Ambos compartían la inquietud de revolucionar el mundo de la animación, contar bellas historias y realizar proyectos de los que ellos mismos estuvieran enamorados.

Isao Takahata y Hayao Miyazaki
Isao Takahata y Hayao Miyazaki

En 1982, cuando Miyazaki tenía la edad de 41 años, salió por primera vez publicado el manga Nausicaä del Valle del Viento, el cual era completamente de su autoría y que dos años después llevo a la pantalla.

El crecimiento de su éxito, la inquietud por innovar o quizá una chispa de valor, llevaron a Miyazaki e Isao a crear por fin, en 1985, junto con el productor Toshio Suzuki, uno de los estudios de animación más importantes de la historia: Studios Ghibli.

Hayao Miyazaki, Toshio Suzuki e Isao Takahata
Hayao Miyazaki, Toshio Suzuki e Isao Takahata

Bajo su propio sello, Miyazaki creó ‘El castillo en el cielo’, ‘Mi vecino Totoro’ (primera película de anime en ganar un Premio Oscar), ‘Nicky, la aprendiza de bruja’, ‘Porco Rosso’, ‘La princesa Mononoke’, ‘El viaje de Chihiro’, ‘El castillo ambulante’, ‘Ponyo en el acantilado’ y ‘El viento se levanta’, tras la cual Miyazaki anunció su retiro en 2013.

Pero el ente del arte de la animación no tenía pensado dejar ir a Miyazaki. Después de un descanso de cuatro años y con 76 años de edad, la leyenda de las películas de animación japonesa de nuevo fue seducido por el deseo de contar historias, por lo que actualmente trabaja en el largometraje ‘Boro la oruga’, el cual se espera que esté listo para antes de los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s