#CreatividadEtéreo: Los Perros de Agua

-Y allí está, descansando en su repisa de madera, reluciente desde el primer día que lo tuve entre mis manos- señaló mi padre hacia aquel zapato de piel marrón que veía con una sonrisa de satisfacción en su rostro.

Aquel zapato era la prueba irrefutable de su oficio en nuestra pequeña aldea cercana al océano.

-No te preocupes pequeño, en unas horas encontrarás tu lugar- me dijo embrollándome el cabello con su mano.

Yo estaba muy nervioso, al cumplir los ocho años cada generación debe dar el primer paso mar adentro siguiendo a un perro de agua que nos elige para mostrarnos nuestro camino. Pero el mar no es líquido al principio, sino es como una gigantesca cortina de tiras delgadas color turquesa que cuelgan desde el cielo hasta donde la vista alcanza a ver, debemos cruzar por ese laberinto de tiras hasta que el agua en estado líquido nos enseñe nuestro objeto de vida.

Se preguntarán ¿qué son los perros de agua?, pues son justamente eso, perros hechos de agua de mar con dos peces como ojos y demás bichos marinos que los motean. Sus colas parecen olas en movimiento perpetuo y sus lenguas de algas son muy babosas. Según los dichos de mi padre, son en extremo juguetones pero no existen mejores guías en el ancho mar.

-Felios, ya es hora- dijo papá con su voz grave y algo rasposa.

Tomó mi mano y caminamos tranquilamente con los pies descalzos por la playa, la arena se sentía tan suave como si pisaras la cálida brisa que nos empapa al andar, el mar estaba en silencio, papá me soltó y me dio un ligero empujoncito en la espalda para que me acercara a las tiras.

-Anda, yo estaré aquí mismo cuando vuelvas- me dijo contento.

Corrí para abrazarlo antes de irme y escuché un ¡splash! a mi espalda, al girar mi cara hacia el océano lo vi sentado moviendo su rabo de ola enroscada, una oreja levantada y otra hacia abajo. Movió una patita a manera de saludo, me acerqué con pasos indecisos y él me miró con sus ojos de peces naranja y ladeó su cabeza, luego ladró con fuerza dos veces para que lo siguiera, sonó como foca al hacerlo.

Me abrí paso entre las tiras moviéndolas con las manos, eran más delgadas y húmedas de lo que esperaba. El perrito siguió ladrando y yo fui tras él.

Es extraño poder respirar entre tanta tira y la arena es más suave que la de tierra.

En un momento ya no sabía en dónde estaba y ya no escuchaba los ladridos. Entré en pánico al ver una masa gelatinosa que salió disparada hacia mí y me empujó de frente, caí al suelo y el perro me lamió toda la cara. Ahora entiendo lo que papá quería decir con “juguetones”.

-Muy bien amigo, ya te divertiste, ahora muéstrame el camino que quiero regresar antes de la cena- le dije entre risas.

Seguimos por unos minutos más, no fue difícil saber la hora mirando la luz que se deja entrever en aquel laberinto. El pequeñuelo se sentó y ladró.

-¿Qué ocurre?- pregunté sorprendido al darme cuenta que mis pies tocaban el agua.

Algo brillante estaba sumergido entre la arena, así que me arrodillé para desenterrarlo.

-¡Es un caracol traslúcido! – lo tomé con ambas manos y se derritió revelando un reloj dorado de bolsillo.

El perro daba vueltas tratando de atrapar su rabo, seguido por fiestas y piruetas hasta chapotear en el agua, y con otro ¡splash! que me empapó por completo regresó al océano.

Los perros de agua, un cuento de Sandra Rangel para Etéreo Mx

-¡Gracias pequeño!- le grité y volví mis pasos siguiendo mis huellas de regreso a tierra.

Papá me esperaba con los brazos abiertos, le enseñé mi reloj de bolsillo y ambos sonreímos arropados por el atardecer. En su momento él recibió un zapato destinado al oficio de los Maestros de la Buena Fortuna y yo recibí un reloj, mi destino, el oficio como Guardián del Tiempo.

 

Por: Sandra Rangel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s