Un lugar en silencio_review

La película del mes que tienes que ver: ‘A quiet place’

En su primer fin de semana ‘A quiet place’ logró recaudar 50 millones de dólares de acuerdo con comScore, cantidad que la llevó al primer puesto en las taquillas de Estados Unidos y Canadá, convirtiéndose en el segundo mejor estreno en lo que va del año. En México el impactó que la cinta ha logrado en las salas de cine es similar.

Ficha técnica de la película 'Un lugar en silencio'

Desde su estreno, el pasado 5 de abril, la crítica mexicana no ha dejado de recomendar la película, que si bien no cumple con la maestría y los requisitos para convertirse en un clásico del cine de terror, sí logra destacarse de sus contemporáneas y agradar al público al explotar herramientas narrativas que salen de la pantalla para modificar perceptivamente el ambiente.

Quienes ya la vieron podrán entender mejor a qué me refiero. La película trata de un mundo que ha sido invadido por creaturas ciegas que destruyen a la humanidad guiándose por el ruido, por lo que para sobrevivir uno debe de permanecer en silencio en todo momento. Al leerlo parece fácil, pero para comprobar la hipótesis la misma película empuja al espectador a vivir la realidad de sus personajes presentando toda la primera mitad de la cinta en silencio y con apenas unos cuantos sonidos ambientales.

En un mundo en donde estamos acostumbrados a vivir rodeados por una nube de sonidos estridentes provocados por el ser humano, cuando se presenta, el silencio puede llegar a ser apabullante, incluso asfixiante. Y es justo lo que ocurre al principio con esta película, la falta de ruido llega a incomodar, pero es cuestión de un par de minutos para que esa incomodidad se convierta en curiosidad por saber cómo y por cuánto tiempo la familia en pantalla podrá mantenerse en silencio.

La “ausencia” de sonido y musicalización obliga a la cinta a retener la atención de los espectadores poniendo especial cuidado en la narrativa de los encuadres, el ritmo de edición, la secuencia continua de acciones y principalmente en las actuaciones.

El director y también protagonista John Krasinski sabe conseguir en cada uno de los actores emociones fuertes que se ven reflejadas en todo su cuerpo. Así, el terror a las creaturas extrañas que siente el hijo de en medio, Marcus (Noah Jupe); el sentimiento de culpa de la hija mayor, Rigan (Millicent Simmonds); o el instinto protector de los padres, Lee y Evelyn (John Krasinski y Emily Blunt -esposos en la vida real-); se contagian y se desarrollan a lo largo de la cinta para simpatizar en diferentes niveles con cada uno de ellos y preocuparnos por su supervivencia.

a-quiet-place-clawed-feetsgif.gif
John Krasinski quería una actriz que fuera sordomuda en la vida real para que le ayudara a entender mejor el comportamiento del personaje de Rigan. Millicent Simmonds fue perfecta para este papel.  

¿Es una historia de terror? Sí. Y no precisamente por las creaturas que amenazan a la humanidad (de las que poco se sabe y, hay que decirlo, llegan a representar huecos argumentales); tampoco por la tensión que construye y aumenta el buen manejo de suspenso en cada una de las escenas, no, lo que realmente provoca terror es su premisa universal: ¿cómo proteger a los que más quieres cuando tú mismo estás en peligro?

Ese es el problema con el que cualquiera se puede identificar, es la impotencia que genera terror al saber que pese a todo lo que hagas para proteger a los que quieres, hay situaciones que son más grandes que tú y en cualquier momento pueden vencerte.

John Krasinski lleva a los personajes hasta su límite, y cuando crees que no puede pasar algo más, otro factor, previamente plantado en la trama a través de encuadres cerrados, miradas, gestos o diálogos, llega y empuja a esos personajes al vacío de su peor miedo. Una caída de la que no sabemos quién va a sobrevivir, por lo que seguimos la película para descubrir, en su debido momento, la reacción de cada personaje frente a lo que nosotros, como espectadores, ya sabíamos y quisimos advertir pero nuestra cualidad de público no nos lo permitió.

La película Un lugar en silencio es un obligado de este mes para ir a ver al cine.

‘A quiet place’ es de esas cintas que progresivamente tensan tu cuerpo sin darte cuenta, de las que te orillan a contener la respiración junto al personaje y taparte la boca con las manos para no gritar y delatarlo.

Es un recordatorio del poder del silencio, pero también del poder de las palabras y los gritos que lo rompen para aferrarse a la vida, al amor y a la familia.

Q&A

  • ¿Te va a asustar?

No te va a provocar pesadillas pero sí te hará brincar de tu asiento más de una vez gracias al manejo del suspenso.

  • ¿Te va a hacer llorar?

Es probable, pero no por miedo.

  • ¿Vale la pena verla en el cine?

Definitivamente

  • ¿Es aburrida?

Para nada. Muchos creen que por tener el silencio como característica principal la cinta puede llegar a ser aburrida, pero no es verdad, todo el tiempo pasa algo que te mantiene a la expectativa.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s